Qué es el mal de altura y cómo hacer que desaparezca

La mayoría de los deportes de montaña implican ascender a grandes alturas en las que el cuerpo humano se ve afectado por una enfermedad conocida como mal de altura, mal agudo de montaña (MAM) o soroche.

Alpinismo, parapente o escalada en hielo son practicadas en estaciones y montañas situadas a casi 3.000 metros de altitud, suponiendo un riesgo importante para los aventureros que padezcan esta enfermedad.

¿Qué síntomas produce el mal agudo de montaña?

Sobre los 2.000 metros de altura, la presión atmosférica y oxígeno disminuyen considerablemente produciendo ciertos síntomas en el organismo. La rapidez y fuerza con la que aparecen están influidas por la velocidad de ascenso, la duración de la estancia y la capacidad de adaptación del deportista.

Los primeros signos suelen aparecer tras permanecer algunas horas en la montaña y se agravan durante la noche. Al ser los primeros también son los más leves. Entre ellos podemos encontrar mareos, náuseas, debilidad, pulso acelerado, dificultad en la respiración, respiración agitada y dolores de cabeza.

Conforme ascendemos, nuevos síntomas pueden aparecer: dificultad para caminar, vómitos, insomnio y disnea. En los casos más graves, el mal de altura afecta a la visión, conciencia y produce hinchazón en las manos, pies o caras.

¿Cómo combatir el mal de altura?

El primer remedio que recomendamos para evitar o atenuar los síntomas del mal de altura es conocer nuestra capacidad física y ascender lentamente dando tiempo a nuestro cuerpo para aclimatarse poco a poco. También recomendamos, en los días anteriores a la subida a la montaña, descansar, hidratarse adecuadamente, evitar comidas copiosas, alcohol, tabaco y medicamentos.

Pero si los síntomas ya han aparecido, deberemos parar y descansar hasta que desaparezcan. Si no lo hacen, descender hasta encontrarnos mejor.

Normalmente, el reposo y una dieta rica en líquidos y azúcares suelen ser suficientes para que los síntomas más leves desaparezcan. Aunque el médico también puede recetar administración de oxígeno, analgésicos o acetazolamida.

Si vas a practicar deporte, asegúrate de recibir una buena asistencia sanitaria en caso de padecer soroche. Nuestro SEGURO MULTIAVENTURAS  y SEGURO DE ESQUÍ te garantizará asistencia médica y sanitaria 24 horas y traslado sanitario, entre otras coberturas.

New York, uno de los destinos preferidos para disfrutar de la Navidad

Si eres un amante de esta época del año, ahora es el momento para plantearte un viaje en el que disfrutar del ambiente navideño.

Con el encendido de las luces de la zona de Dyker Heights en Brooklyn, el árbol de navidad junto a la pista de hielo de Rockfeller Center, los grandes y espectaculares escaparates de Bloomingdale’s, Saks Fifth Avenue, Henri Bendel, Barney’s, Bergdorf Goodman, Macy’s o el lujososo Tiffany’s. El concierto The Rockettes en el Radio City Christmas Spectacular, los mercadillos de Bryant Park o Union Square y la comida típica, New York se convierte en una de las mejores ciudades para viajar en Navidad.

¿Qué tengo que saber antes de viajar a Estados Unidos?

Este es un viaje para disfrutar de la cultura navideña de Estados Unidos y qué mejor forma de hacerlo que paseando por sus calles, comiendo en sus establecimientos y cómo no, codeándose con sus paisanos. Pero, cuidado. Los estadounidenses tienen ciertos patrones culturales que deberás tener en cuenta.

Si eres fumador, elije cuidadosamente los lugares en los que fumar. En muchos establecimientos, restaurantes y zonas públicas no se permite, al igual que en España.

Si te hacen un regalo, ábrelo inmediatamente. Se considera una muestra de agradecimiento.

Es normal que durante esta época te tiente degustar el sabor de la navidad neoyorkina, ten en cuenta que el IVA no existe, pero los estados y ciudades pueden gravar determinados bienes y servicios con su propio impuesto, normalmente del 4 al 10% sobre el precio de la compra.
La propina es una acción habitual, ascendiendo al 15% o 20% de la factura. Los mozos de hotel y autobús deben recibir una propina de al menos 2 dólares.

Y por último, y si vas a aprovechar el viaje para hacer compras navideñas en sus grandes almacenes, su horario laboral te interesará. Por lo general, los establecimientos permanecen abiertos de 8:30 ó 9:00 a 17:00 ó 17:30.

Voy a visitar los alrededores de New York, ¿cómo puedo moverme?

Si no te gustan los horarios, las prisas y aglomeraciones para coger los transportes públicos, la mejor manera de desplazarte por New York y sus alrededores es alquilando un vehículo. Éstos son fáciles de encontrar en todos los aeropuertos y la mayoría de las ciudades. Sin embargo, para hacerlo, deberás disponer de tarjeta de crédito internacional válida y un permiso de conducir internacional.

Todos los conductores deben llevar siempre consigo el permiso de conducir y el documento de matriculación del vehículo.

En caso de infringir alguna infracción, no pagues la multa en el mismo lugar, a menos que te lo exijan. Por lo general, las multas se pagan por correo o Internet.

Y ¿si necesito de los servicios de emergencia?

Puedes hacer uso de ellos llamando al 911. Tanto ambulancias, bomberos como policía comparten el mismo número.

Por último, no olvides cubrir tu viaje de Navidad con un seguro de viaje. Recibirás atención y ahorrarás gastos de traslado al hospital, si tu equipaje se pierde, si el vuelo se retrasa o se cancela o, incluso, si se cancela o interrumpe el viaje.

Contrata tu seguro de viaje pinchando aquí: Seguro de Viaje Temporal y disfruta del 15% de descuento por ser lector del blog #ViajaMásPreocúpateMenos

Me ha ocurrido una incidencia en mi viaje, ¿cómo puedo utilizar mi seguro?

Cualquier viaje puede presentar numerosas incidencias: asistencia médica, pérdida de equipajes o la cancelación del viaje incluso antes de comenzarlo, son los problemas más comunes con los que te puedes encontrar. Te contamos cómo deberás actuar y qué documentación tendrás que aportar a la aseguradora para conseguir el mejor

 

¿Qué documentos debo presentar para tramitar mi incidencia?

En primer lugar, deberás conocer bien las coberturas que incluye y las condiciones de tu seguro de viaje. Lo ideal es tener siempre a mano una copia del certificado del seguro, el condicionado general, así como el número de póliza. Y es que en el momento de hacer uso de tu seguro, siempre se te solicitará el nombre del titular, DNI y número de póliza.

Dependiendo del tipo de incidencia ocurrida antes o durante el viaje, la aseguradora te solicitará una serie de documentos añadidos a los anteriormente nombrados. Te explicamos cuáles son los más habituales en los siguientes supuestos:

Reembolso de gastos médicos

La asistencia médica te cubre todos los gastos derivados del tratamiento de una enfermedad o accidente ocurrido durante el viaje. Cuando necesites hacer uso de la misma, deberás ponerte en contacto con tu aseguradora para que te indiquen qué hacer y a qué centro médico deberás dirigirte. Ya que serán sólo los centros concertados con la compañía, los cuales pagarán los gastos directamente. En el resto, deberás abonar la factura y posteriormente se te reembolsará la cantidad gastada.

En cuanto a los documentos, te pedirán un informe médico completo emitido por un profesional. En él, deberá incluir las recetas de los medicamentos prescritos para el posterior reembolso. Es muy importante conservar todos los recibos y facturas, ya que en algunas pólizas se contempla también el traslado al centro médico.

Cancelación del viaje

En este caso, la documentación a presentar dependerá de la causa por la que anules el viaje. Cada causa, necesitará presentar una documentación que justifique de manera clara el motivo de la cancelación. Junto a ella, deberás aportar justificantes de reservas de vuelos, hoteles, etc. que fueron canceladas siguiendo los términos de tu póliza de anulación.

Incidencias con el equipaje

Si la incidencia con el equipaje se produce en el aeropuerto, siempre te pedirán el Parte de Irregularidad de Equipaje, el cual podrás conseguirlo en el mismo aeropuerto y deberás rellenar en el mostrador de la aerolínea. Con él, te solicitarán el billete de vuelo o tarjeta de embarque y la etiqueta de facturación. El resto de la documentación dependerá de cada situación.

En Travelfine contamos con un servicio de ayuda para la tramitación de siniestros, manteniendo a nuestros viajeros siempre informados y asegurados ante cualquier incidencia, a través de nuestro email siniestros@travelfine.es y números de contacto 854 80 11 68 // 652 69 90 25