Trabajar en Nueva Zelanda

Trabajar en Nueva Zelanda, Visados, Salario, Empleo y Seguro

Vamos a explicarte todo lo necesario para trabajar en Nueva Zelanda. Aspectos importantes como el visado, salario, seguro y mucho más.

 

En lo que respecta al empleo en Nueva Zelanda, sus habitantes son unos auténticos privilegiados, al menos en términos cuantitativos. Aquí los niveles de paro son realmente bajos, o lo que es lo mismo, las oportunidades laborales son abundantes. Vivir en el país neozelandés es una gran oportunidad.

Para que tengas una referencia, a comienzos de 2019 se registró una tasa de desempleo de tan sólo el 4,2%. Cuando en el conjunto de la Unión Europea la media estaba en el 6,7%. Trabajar en Nueva Zelanda es relativamente sencillo.

Hablamos de una Economía que depende mucho de las exportaciones a otros países (a la vecina Australia, pero también a Estados Unidos, Reino Unido y países asiáticos). Especialmente en lo que se refiere Agricultura, la Ganadería y la Pesca, sectores en lo que es una auténtica potencia. Con todo, es el sector servicios en el que la economía neozelandesa se hace verdaderamente fuerte.

Como hemos mencionado anteriormente, no tienes por qué decantarte entre estudios y acceder al mercado laboral en Nueva Zelanda durante tu estancia. Ya que es posible alternar ambas ocupaciones. Como máximo, un estudiante puede trabajar durante 20 horas a la semana.

 

Visados para trabajar en Nueva Zelanda

El tipo de visado más común para trabajar en Nueva Zelanda es la Working Holiday Visa (WHV). Que te permite no sólo residir durante 12 meses en el país, sino con el que no hay ningún problema por salir del mismo las veces que quieras. Puedes solicitar ampliar tu estancia en Nueva Zelanda por tres meses más, pero sólo si has trabajado en una empresa de horticultura o de viticultura al menos durante tres meses.

Ojo: aunque con la WHV puedes acceder a cualquier tipo de empleo (para el que cumplas los requisitos, se entiende), no se te permite trabajar durante más de tres meses para una misma compañía ni por un período superior a los seis meses en total.

Información muy importante si eres de España y quieres hacer una solicitud de visado WHV: el número de plazas es únicamente de 200, por lo que hay que apuntarse rápidamente una vez que se abra el plazo de presentación de candidaturas.  

 

Seguro médico para trabajadores en Nueva Zelanda

Un visado como la Working Holiday Visa va asociado ineludiblemente a la contratación de un seguro médico para trabajadores en Nueva Zelanda. Recordemos que es algo totalmente obligatorio tal y como exigen las autoridades del país oceánico. 

Contratar un seguro médico para trabajar en Nueva Zelanda con Travelfine significa ir sobre seguro, valga la redundancia. Por sólo 339 euros contratas una serie de coberturas necesarias para tu total tranquilidad. Por ejemplo, los gastos médicos hasta 350.000 euros, la evacuación médica, la repatriación y regreso anticipado o los robos y daños al equipaje hasta 1.500 euros. 

 

Salarios en Nueva Zelanda

En general, podríamos decir de manera rotunda que los salarios en Nueva Zelanda son altos. Sobre todo si los comparamos con países menos desarrollados e incluso si lo hacemos con respecto a la mayoría de los de la Unión Europea. Eso se refleja lógicamente en el salario mínimo. A diferencia de países como España, el salario mínimo en Nueva Zelanda no se establece de forma mensual, sino por hora.

Con la última subida de salarios y a fecha de 2019, el salario medio en Nueva Zelanda supera los 19 dólares neozelandeses la hora (12,25 dólares estadounidenses). Unas cifras que sitúan al país oceánico en unos niveles comparables a los de la Europa más desarrollada y en el tercer puesto del orden mundial.

 

Empleos más demandados en Nueva Zelanda

La posibilidad de encontrar empleo y trabajar en Nueva Zelanda es alta. Pero lo es especialmente si tenemos formación y experiencia en determinados sectores profesionales.

Como habíamos dicho previamente, el peso de la Agricultura, la Ganadería y la Pesca es muy grande. Como también lo son el de determinadas industrias como la química, la maderera, la papelera y la del acero.

Sin embargo, los empleos más demandados por los departamentos de Recursos Humanos en Nueva Zelanda pertenecen sin duda al sector servicios. No en vano, dos terceras partes del Producto Interior Bruto de su economía dependen de los servicios.

Aquí no sólo hablamos de Turismo y Hostelería, sino también y muy especialmente del sector el tecnológico, el inmobiliario y el financiero.