18.2-corea del sur moneda

Moneda y Billetes en Corea del Sur, Historia, Valor, Descripción y Más

Te contamos todo sobre la moneda de Corea del Sur, el won surcoreano. Analizamos su historia, el valor, conversión a euros y billetes.

 

¿Estás pensando en cambiar de aires? ¿Sumergirte en una cultura totalmente nueva? Entonces te recomendamos que no te pierdas nuestra entrada de hoy, ya que vamos a hablar de Corea del Sur y su moneda. En esta otra entrada descubrirás qué ver en el país surcoreano. Por tanto, vamos a conocer su origen, equivalencia en euros y algunas curiosidades muy interesantes. ¿Comenzamos?

 

Historia de la moneda en Corea del Sur

La primera moneda en Corea del Sur se acuñó durante la dinastía Goryeo, en 996. Sin embargo, la gente siguió prefiriendo el trueque de materias primas como el arroz o artículos de lujo como la seda. Una tendencia que siguió hasta bien avanzada la dinastía Joseon.

El rey Sukjong en 1097 intentó implantar otra vez el sistema monetario. Y al ver que no tenía éxito, creó una nueva divisa: los eunbyeong, unos jarrones de plata que tenían la silueta de Corea. Curiosamente, el sistema funcionó bastante bien entre la nobleza, pero resultó completamente inútil para las transacciones mercantiles.

En 1401, ya durante la dinastía Joseon, el rey Daejong propuso utilizar los billetes como alternativa a la moneda, que se denominaron jeohwa. No terminaron de cuajar. Como tampoco lo hicieron otras propuestas mucho más llamativas como las monedas flecha. Que tenían la ventaja de poder usarse como arma, pero eran complicadas de almacenar.

18.1-corea del sur moneda

 

El mun

Todos los intentos por sustituir el trueque fracasaron hasta la llegada del rey Ingo. Quien cambió la legislación y obligó a emplear la moneda en todos los tratos comerciales. En 1633 se originó el mun, que se convirtió en la moneda oficial de la dinastía Joseon. Estaban fabricadas en bronce y tenían un agujero cuadrado en el centro para poder ordenarlas fácilmente.

El mun estuvo en funcionamiento hasta 1892, casi 3 siglos de historia que han dado lugar a numerosas variantes y formas. Sin embargo, con la llegada del comercio exterior las operaciones se multiplicaron y el bronce dejó de ser un material de suficiente valor.

 

El yang

Hubo varios intentos para sustituir al mun. Como es el caso del jeon de plata, que estaba inspirado en monedas occidentales y no contaba con un agujero en el centro. Pero, de nuevo, se tuvo que recurrir a una reforma legal para sustituir el patrón bronce por la plata. El resultado fue el yang, moneda que se acuñó durante una década hasta 1902.

¿Por qué duró tan poco tiempo? Porque en 1895 acabó la primera guerra sino-japonesa, donde China perdió su papel hegemónico sobre Asia. En este conflicto Corea pasó de ser un país vasallo a un país independiente, aunque bajo la órbita de Japón y otras naciones como Rusia. Una época donde se transformó el tipo de gobierno, el sistema legal y el monetario.

 

El won

A principios del siglo XX también cambió el patrón monetario internacional, que pasó a ser el oro. Así que, por todo ello, era necesario crear una nueva moneda. Y de esta forma llegó en 1902 el won, que equivalía a un yen japonés o a 5 de los anteriores yang.

Por desgracia, estamos ante uno de los periodos más convulsos de la historia coreana. En 1905 Japón ocupó el país y en 1910 se convirtió en su protectorado. La nación dejó de acuñar sus propias monedas y adoptó el yen japonés hasta 1945, cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial.

El fin del conflicto no mejoró la situación. En 1950 los coreanos se sumen en una guerra civil, muy influenciada por la Guerra Fría, que se desató entre occidente y el bloque soviético. En 1953 el país quedó divido en dos y Corea del Sur adoptó el won como moneda oficial.

El won surcoreano se fijó al dólar estadounidense con un valor de cambio de un dólar por 15 wones. Sin embargo, los efectos del conflicto provocaron su pronta devaluación. Y ese mismo año se sustituyó temporalmente por el hwan, que equivalía a 100 wones.

Cuando se estabilizó la inflación, el won regresó en 1962 con una tasa de cambio de 10 hwan. Y ambas divisas coexistieron hasta 1975, año en el que el won se convirtió en la única moneda oficial de Corea del Sur.

 

¿Cuál es la moneda de Corea del Sur?

El won sigue siendo en nuestros días la moneda oficial en Corea del Sur y es una de las divisas más potentes de toda Asia. Popularmente, se le conoce como won surcoreano para diferenciarlo del won de sus vecinos del norte. Ya que ambos tienen el mismo símbolo, el ₩.

Sin embargo, la mejor forma para distinguirlos es mediante su código ISO 4217, un parámetro estándar con 3 letras que define a todas las divisas del mundo. El código del won surcoreano es KRW, mientras que el norcoreano es KPW. Aparte del nombre, estas monedas no tienen absolutamente nada en común.

 

¿A cuánto equivale?

Oficialmente, se supone que un won surcoreano está dividido en 100 jeones. Pero es solo por trasfondo histórico, ya que no existe ninguna moneda que valga menos en la actualidad. En cuanto al cambio internacional, a fecha de hoy 1.000 wones equivalen a 0,74 euros o 0,81 dólares estadounidenses.

 

¿Cómo son los billetes de wones?

Los actuales billetes de 1.000, 5.000, 10.000 y 50.000 wones fueron emitidos entre 2006 y 2017. El billete de 1.000 wones tiene un tamaño de 136 x 68 milímetros y es de color azul. Su valor aproximado es de 0,75 céntimos de euro. Mientras que el billete de 5.000 wones mide 142 x 68 milímetros y es de color rojo. Al cambio, serían unos 3,75 euros.

El billete de 10.000 wones posee unas dimensiones de 148 x 68 milímetros y se caracteriza por su color verde. Equivale a 7,50 euros, que es el precio habitual de una entrada de cine en Corea del Sur. Por último, el billete de 50.000 wones mide 154 x 67 milímetros y es de color amarillo. Su valor de cambio es de 37 euros más o menos.

 

¿Y la moneda en Corea del sur?

La serie actual de monedas en Corea del Sur comenzó a emitirse en la década de los 80 y se caracteriza por tener un diseño muy homogéneo. Existen monedas de 1, 5, 10, 50, 100 y 500 wones.

La moneda de 1 won está fabricada en aluminio, pesa 0,72 gramos y tiene un diámetro de 17,20 milímetros. Por su parte, las monedas de 5 wones se elaboran con una aleación de zinc, níquel y cobre, poseen un peso de 2,95 gramos y 20,40 milímetros de diámetro. No obstante, hoy en día apenas las encontramos en circulación, ya que su valor es insignificante.

La moneda de 10 wones fabricada con acero y cobre tiene color dorado, un peso de 1,22 gramos y 18 milímetros de diámetro. La de 50 wones se acuña con aleaciones de cuproníquel, es de color plateado, pesa 4,16 gramos y su diámetro es de 21,60 milímetros.

Le siguen las monedas de 100 y 500 wones, también fabricadas con cuproníquel, pero que se diferencian claramente por el tamaño. Las primeras tienen un peso de 5,42 gramos y 24 milímetros de diámetro. Mientras que las segundas pesan 7,70 gramos y su diámetro asciende a 26,5 milímetros.

 

¿Quiénes son las personas que aparecen en los billetes?

En 1950 el Banco de Corea emitió sus primeros billetes oficiales. Y, para ilustrarlos, se seleccionaron una serie de figuras históricas muy significativas. El diseño de los billetes cambió en la década de los 70 del siglo pasado, pero algunos de los mencionados personajes se han mantenido hasta nuestros días.

18.2-corea del sur moneda

 

– Billete de 1.000 wones

Toegye Yi Hwang (1501 – 1570) es considerado el padre del neo confucionismo coreano y es uno de los pensadores más respetados del país. Su doctrina se basa en el equilibrio entre la actividad y la tranquilidad. Fundó varias escuelas durante la dinastía Joseon y escribió numerosos libros de filosofía y poesía.

 

– Billete de 5.000 wones

Yulgok Yi I (1536 – 1584) fue otro sabio y político coetáneo a Toegye Yi Hwang. Impulsó una serie de reformas administrativas que promovían los valores de Confucio, como la piedad, la ayuda a los demás y otros valores morales.

Entre sus obras más importantes destaca “El secreto para desterrar la ignorancia», posiblemente el manual más popular para la enseñanza del confucianismo.

 

– Billete de 10.000 wones

El Rey Sejong (1397 – 1450) se caracterizó por promover la economía, la cultura y las ciencias durante su gobierno. Su principal aportación a la historia de Corea es la creación del alfabeto Hangul. Ya que, hasta ese momento, el país carecía de una escritura propia y sus eruditos usaban el chino.

El Hangul no solo se adaptaba mejor fonéticamente, sino que también estaba diseñado para que fuera muy fácil de aprender.

 

– Billete de 50.000 wones

Shin Saimdang (1504 – 1551) fue una excepcional escritora, poeta y calígrafa. Que, pese a las limitaciones de su época, supo labrarse su propio camino. Como curiosidad, fue la madre del mencionado Yulgok Yi I.

En 2009 se convirtió en la primera figura femenina en aparecer en un billete de Corea del Sur. Además, cada año se otorga un premio en su honor a la mujer que tenga más éxito en su profesión sin descuidar la faceta materna.

 

¿Qué figuras aparecen en las monedas de Corea del Sur?

En cada moneda de Corea del Sur aparece representada una figura histórica o un símbolo cargado de valor para su cultura.

18.3-corea del sur moneda

 

– Moneda de 1 won

La Rosa de Siria o Mugunghwa es la flor nacional del país y la que mejor representa la historia y el espíritu de los coreanos. Su nombre significa “flor eterna que nunca se marchita” y su uso se remonta al antiguo reino de Gojoseon.

Se volvió especialmente popular tras la independencia de Japón y en la actualidad aparece en el himno nacional, la bandera, el pasaporte o las monedas de un won.

 

– Moneda de 5 wones

El Barco Tortuga es un tipo de galera coreana del siglo XVI. Su Se caracterizaba por contar con una armadura que protegía el techo de la embarcación. Además, tenía una proa con forma de cabeza de dragón, que expulsaba humo para ocultarla del enemigo. Y una potente artillería formada por 25 cañones.

Bajo las órdenes del almirante Yi Sun Sin, los Barcos Tortugas fueron determinantes para detener la invasión japonesa que comenzó en 1592. Provocando innumerables bajas a la flota nipona que los obligó a retirarse.

 

– Moneda de 10 wones

La pagoda de Dabotap es una edificación de piedra que se encuentra en el templo de Bulguksa, en la ciudad de Gyeongju. Tiene unos 10 metros de alto y se construyó en 751 en honor al Buda de los varios tesoros. Está considerado como uno de los emblemas nacionales de Corea y es uno de los monumentos que más visitantes recibe cada año

 

– Moneda de 50 wones

Una simple espiga de arroz es la imagen que aparece en esta moneda de Corea del Sur. El arroz es la base de la dieta coreana, ha alimentado a generaciones y sostenido el desarrollo del país.

 

– Moneda de 100 wones

El almirante Yi Sun Sin es una de las figuras más importantes de la historia coreana. Como acabamos de ver, fue decisivo para contener la invasión japonesa que se produjo a finales del XVI. Por desgracia, no pudo verlo con sus propios ojos, ya que murió en combate meses antes de conseguir la victoria.

 

 – Moneda de 500 wones

Finalmente, en las monedas de 500 wones aparece la gruya de Manchuria, un símbolo de amor, prosperidad y fidelidad para los coreanos. Puesto que solo eligen una pareja para toda la vida y según las leyendas podían vivir miles de años.

 

Descubre el país surcoreano con seguridad

Corea del Sur es un país muy seguro que cuenta con una sanidad excepcional. Sin embargo, los tratamientos no son precisamente baratos, por lo que cualquier consulta médica, intervención o noche de hospital puede dar al traste con tu presupuesto. ¿Permitirás que un pequeño accidente o enfermedad arruine tu experiencia?

Los seguros de viaje Travelfine son la mejor opción para disfrutar tu viaje a Corea del Sur o cualquier otro país del mundo sin preocupaciones. Incluyen gastos médicos en el extranjero y la repatriación si fuera necesaria. Así como seguro de responsabilidad civil privada y robo o daños en el equipaje.

Además, te animamos a consultar todos los detalles sobre la Working Holiday Visa para Corea del Sur. Descubrirás como solicitarla, los requisitos y mucho más.

Disponemos de numerosos servicios que se adaptan al 100% a tus necesidades. Como el seguro de viaje Travelfine Anual Multiviaje, que ofrece coberturas durante todo un año siempre que no pases más de 90 días fuera de España. O Travelfine Estudiantes, que es el complemento perfecto para alumnos de Erasmus o personas que desean aprender el idioma.